¿Lenín ha construido más casas sociales que otros gobiernos y algunas tienen piscina?

Cuestionable

¿Lenín ha construido más casas sociales que otros gobiernos y algunas tienen piscina?

Si estás con poco tiempo

El martes 2 de febrero, el presidente Lenín Moreno, en el espacio De Frente con el Presidente, afirmó que su gobierno entregó más viviendas sociales que otras administraciones en estos últimos 20 años. Así también señaló que algunas de estas casas tienen piscina cubierta. Luego de una investigación, Udla Channel Chequea determinó que sus afirmaciones son cuestionables pues en su gestión no se construyeron más casas para los pobres que en otros gobiernos en los últimos 20 años. Y algunos proyectos habitaciones sí tienen piscina pero estos no son subsidiados 100% por el Estado, es decir, su grupo objetivo no son los más pobres, pues para acceder a los proyectos con piscina, el ciudadano debe tener un ingreso económico fijo y acceso al sistema bancario.

Luego de investigar sobre el tema en varias fuentes como archivos especializados en viviendas sociales, notas de prensa, en el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, Miduvi y en la Presidencia de la República y después de conversar con expertos y agentes vendedores de las casas sociales, surgieron datos para tomarlos en cuenta en la verificación, uno de ellos es que al inicio del gobierno de Moreno, dentro de su proyecto emblemático Casa para Todos, se ofrecieron más viviendas de las que se aspira entregar al final de su gestión.

También, las casas que se repartieron en el terremoto tienen severos problemas como la falta de agua y daños en su estructura. Si bien estas viviendas fueron entregadas en el gobierno de Rafael Correa, hasta el momento no se les ha dado soluciones a sus habitantes.

22.02.2021

El martes 2 de febrero del 2021 el mandatario del Ecuador, Lenín Moreno, afirmó en el espacio semanal De Frente con el Presidente que su gobierno ha construido casas para beneficio social más que otros régimenes en los últimos 20 años y que algunas de ellas tienen piscina cubierta.

Ante esta aseveración hubo reacciones, los videos con sus declaraciones empezaron a circular por redes sociales.

Los videos que circularon fueron verdaderos, contienen un extracto de todo el programa en el que intervino el Presidente. En el siguiente enlace se puede ver la conversación que mantiene el Jefe de Estado con dos periodistas: Mónica Orozco de El Comercio y Diego Oquendo de Radio Visión. Sus declaraciones con respecto a las casas para sectores de bajos recursos está en el minuto 23:40 al 26:10:

https://www.facebook.com/ComunicacionEcuador/videos/1326058124442911/

Udla Channel Chequea investigó sobre el tema en varias fuentes como en archivos especializados en viviendas sociales, notas de prensa, en el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, Miduvi y en la Presidencia de la República. También se consultó a expertos y agentes vendedores de las casas sociales, ya que no todas son subsidiadas cien porciento.

Luego de la investigación se determinó que la afirmación del Presidente es cuestionable porque su gobierno no supera en número de las casas construidas a los gobiernos de los últimos 20 años y si bien hay proyectos habitacionales que cuentan con piscina, estos no están destinados para las clases pobres del Ecuador, las que no tienen un ingreso fijo.

¿Por qué es Cuestionable?

De acuerdo a la información entregada por el Miduvi, la administración de Lenín Moreno al final de su gestión pretende entregar 142 mil viviendas, con una inversión de USD 2.693 millones aproximadamente. Estas intervenciones beneficiarían a 570 mil ciudadanos en todo el territorio nacional.

Viviendas subsidiadas en un 100% se entregarían 42 mil, con posibilidad a un acceso a créditos hipotecarios 35 mil, por medio del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, Biess, 53 mil y otros proyectos en proceso con alianzas estratégicas, donación de China, convenios con el MIES, suman 12 mil viviendas.

Hasta el momento se han entregado a nivel nacional 30.032 viviendas entre incentivos y viviendas 100% subsidiadas, para familias en situación de vulnerabilidad y pobreza, con una inversión total de 332 millones aproximadamente, beneficiando alrededor de 120.128 ciudadanos. Estas viviendas, según el Miduvi, han significado 180.192 plazas de empleo a nivel nacional.

También con la empresa privada se ha gestionado la construcción de viviendas, a nivel Nacional se registran 1.003 proyectos que significan 22.511 viviendas. Al 31 de enero de 2021 el actual gobierno entregó 4.636 Créditos Hipotecarios a nivel nacional que representan 271 millones Y el BIESS ha entregado 50.709 créditos hipotecarios para acceso a vivienda.

Estas casas fueron entregadas en Jipijapa-Manabí dentro del Proyecto emblemático Casa para Todos del gobierno de Lenín Moreno.

Si bien hay una variedad de proyectos habitacionales no todos son subsidiados en un 100% y el presidente Moreno en sus declaraciones se refiere exclusivamente a las personas de escasos recursos económicos, las cuales solo podrían tener una casa si ésta es subsidiada en un 100%.

Moreno dijo que su gobierno entregó casas a los más pobres, es decir, a personas que no tienen recursos para acceder a un crédito en un Banco, ni pueden hipotecar un bien. Si tomamos en cuenta solo esta categoría, el gobierno del expresidente Rafael Correa construyó más casas que Moreno y las entregó subsidiadas en un 100%.

Claro, hay que tomar en cuenta que el anterior Mandatario estuvo en el poder 10 años, pero es factible hacer la comparación ya que el presidente Moreno habló de que su gobierno construyó más casas de interés social que todas las que se han hecho en los últimos 20 años.

El exmandatario criticó en su cuenta de Twitter al actual presidente por su afirmación.

Según lo indicado por el Miduvi, la institución no cuenta con un archivo de años anteriores que permita comparar si la afirmación del Presidente Moreno es cierta o no. Cuando se consultó a la Presidencia de la República de dónde sacó el Jefe de Estado esta afirmación argumentaron que quizá estuvo en quienes prepararon su ayuda memoria y nuevamente remitieron la consulta al Miduvi. Esta institución entregó cifras de casas subsidiadas desde el 2013 al 2020.

En las cifras remitidas por el Miduvi se observa que 7.936 viviendas fueron entregadas desde el 2013 hasta el 2017. Esta cifra corresponde a proyectos de vivienda urbanizados por el Estado. Y 22.594 viviendas se entregaron desde el 2013 hasta el 2017, bajo la modalidad de terreno propio. Si sumamos estas cifras, se entregaron en cinco años 30.530 casas subsidiadas por el Estado, mientras que el actual gobierno entregó 30.032 casas en cuatro años.

Según una nota de prensa colocada en la misma página web del Miduvi, desde el 2007 hasta el 2012, el gobierno del exmandatario Correa entregó 225.000 viviendas. Si sumamos esta cifra con las anteriores, en total se habrían entregado 255.530 viviendas, este número supera a las 142 mil viviendas que quiere entregar la administración de Lenín Moreno.

Revisando archivos de revistas especializadas de 20 años atrás, las condiciones de las viviendas y sus espacios eran deplorables en comparación con las actuales, aunque según expertos aún falta mejorar. El período al que se refirió el Primer Mandatario comprende el período de Abdalá Bucaram, Fabián Alarcón, Jamil Mahuad, Gustavo Noboa, Lucio Gutiérrez, Alfredo Palacio y Rafael Correa.

En la administración de Bucaram se incluyó la construcción de 200.000 viviendas en el plan denominado: Un Solo Toque. Los planes no se concretaron en su totalidad porque el entonces presidente Bucaram fue destituido y hubo severas acusaciones de corrupción, al igual que en el gobierno de Lucio Gutiérrez, donde los beneficiarios de las casas hicieron público su descontento por la mala construcción.

Plan Casa para los Pobres se llamó el proyecto habitacional del gobierno de Gutiérrez, en el cual participó como ministro de Vivienda Bruno Poggi, militante activo del roldosismo y el ex diputado de esa tienda política, Víctor Hugo Sicouret.

Este plan de vivienda popular fue similar al aplicado en los seis meses del gobierno del PRE, sustentado en la trilogía: el Gobierno (con fondos del presupuesto o de préstamos de organismos externos), los municipios (con la entrega de terrenos) e inversionistas privados (con recursos propios bajo una línea de crédito especial). Este sistema dejó de lado la entrega de bonos para construir casas o ampliar las existentes.

El gobierno de Correa también fue señalado por la construcción de viviendas, sobre todo por los planes habitacionales realizados a partir del terremoto del 16 de abril del 2016. Se señaló al régimen de peculado, testaferrismo, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias por el favorecimiento de contratos a empresas con vínculos familiares de funcionarios públicos; obras con incremento de costos por millones de dólares; multas sin cobrar, subcontrataciones indebidas; contratos modificatorios irregulares; cambios en los diseños y estudios de carreteras sin justificación técnica; pagos por rubros no ejecutados y contratación de proveedores que jamás habían trabajado en construcción de viviendas ni carreteras.

Este es el informe sobre la reconstrucción de Manabí, aprobado por el Pleno del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, CPCCS: https://www.cpccs.gob.ec/2019/03/resumen-especial-informe-sobre-la-reconstruccion-de-manabi-aprobado-por-el-cpccs-t/

Ahora, con respecto a si las casas subsidiadas 100% por el actual régimen tienen piscina, la respuesta es negativa. Según la información que entregó el Miduvi, los proyectos que cuentan con piscina son: Príncipe Harry en Daule, Vive City Club en San Isidro del Inca, Quito, Casa Club Hacienda, en Quitumbe, Quito, entre otros.

Fotografía de la piscina en construcción del proyecto habitacional Casa Club La Hacienda ubicado en el sur de Quito.

Consultando el registro de los proyectos en la página web del Miduvi, https://www.miduvi.net/proyectos-registrados estos planes habitacionales que incluyen piscina tienen los siguientes costos:

Príncipe Harry en Daule, viviendas desde 44.511,92 a 75.933,3 dólares.

Vive City Club en San Isidro del Inca, Quito: desde 59.200 a 70.000 dólares.

Casa Club La Hacienda, Quitumbe en Quito, casas desde 40.500 a 69.800 dólares.

Explicación:

Desde que asumió la presidencia Lenín Moreno, su proyecto emblemático de vivienda fue Casa para Todos. Al inicio del programa habitacional, en el 2017, se planteó la construcción de 325 mil viviendas nuevas en cuatro años. 191 mil casas serían subsidiadas en su totalidad, 134 mil con pagos mensuales de 20 a 60 dólares.

Con este proyecto Moreno también indicó que se combatiría el desempleo ya que participarían 136 mil profesionales de la construcción y en su discurso emitido en Manta dijo que es importante que el Estado cubra la vivienda de los más necesitados ya que el sueldo básico de un obrero o campesino no alcanza para comprar una casa.

En el 2019, el discurso cambió. El 4 de febrero de ese año, el Jefe de Estado entregó viviendas en Jaramijó-Manabí y en su intervención aseguró que le dejaron un país completamente endeudado y que el proyecto Casa para Todos se reestructuró. En ese entonces planteó construir 220 mil viviendas, pero en este 2021, periodo en el que termina su gestión, aspira concluir 142 mil viviendas.

Actualmente el programa Casa Para Todos divide a las viviendas en dos tipos según el Decreto 681: Viviendas de Interés Social, VIS, y Viviendas de Interés Público, VIP. Las primeras, son casas destinadas a los ciudadanos en situación de pobreza y vulnerabilidad. Las VIP, son viviendas para grupos sociales de escasos recursos económicos pero que tienen acceso al sistema financiero.

Para ser beneficiario de una vivienda totalmente subvencionada por el Estado, la persona debe constar en el registro social de pobreza extrema. Los ecuatorianos que tienen acceso al sistema bancario pueden acceder a viviendas desde los USD 23.024 hasta USD 92.000.

Para el arquitecto Esteban Torres, experto en vivienda social, reconoce que los proyectos habitacionales privados que tienen convenio con el gobierno muestran avances significativos de área, son casas más amplias y tienen zonas recreativas con acceso a personas con discapacidad, pero el objetivo de llegar a los sectores más necesitados no se cumple, pues para acceder a ese tipo de viviendas hay que tener ingresos fijos y en algunos casos, dependiendo el proyecto, los ingresos deben superar los USD 2.000.

«Estas casas de constructores privados, no van a las personas pobres, sino a quien puede pagar», añade.

Con respecto a las viviendas subsidiadas señala que no fueron construidas con suficiente espacio y sobre todo, aún no se diferencia la utilización de los materiales para costa y sierra. Las viviendas prefabricadas no se acoplan a la realidad del entorno y no permiten que se contrate personal, lo cual también rompe con el objetivo de dar más empleo a través de la construcción.

Casas prefabricadas en Pastaza.
Esta imagen corresponde al Conjunto habitacional El Coral, en Esmeraldas que consta en el proyecto Casa para Todos

Mientras fue consultor para el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, cuenta que se determinó que uno de los mayores problemas de las viviendas entregadas por el Estado es el poco espacio que estas tienen, lo cual trae conflictos de convivencia. Por lo que recomienda mejorar las viviendas además de entregar nuevas, ya que existe un déficit cualitativo de vivienda en el Ecuador.

Y que se revise el monopolio actual de la construcción de las viviendas subsidiadas, que recae en Casa para Todos y Ecuador Estratégico, empresas estatales.

Y si revisamos cómo están los proyectos habitacionales entregados por el anterior gobierno, efectivamente hay severos problemas. Es el caso de las casas proporcionadas en Esmeraldas a las personas de escasos recursos que se quedaron sin nada luego del terremoto. Si bien estas viviendas fueron repartidas en el gobierno de Rafael Correa, la actual administración no les ha brindado mejoras.

Es el caso específico del proyecto Chamanga, en Muisne – Esmeraldas, donde sus habitantes comentan que las casas fueron entregadas con fisuras, con poco espacio donde las familias no pueden vivir y optaron por reconstruir sus viviendas de madera. Además que carecen de agua potable. Y este problema se repite en Jama y Pedernales.

Las casas entregadas por el Miduvi entre marzo y abril del 2017 lucían como se muestra en la imagen superior, pero ahora lucen así:

Udla Channel Chequea conversó con una moradora del lugar que prefiere no ser identificada pues teme que la poca ayuda brindada luego del terremoto sea retirada.

Aquí su testimonio:

Para acceder a los proyectos habitacionales construidos por la empresa privada se debe ingresar a la página web del Miduvi y elegir el más conveniente. Si estos proyectos incluyen un número de WhatsApp, se escribe a un agente quien enviará un pdf con el detalle del proyecto y se sugiere acudir a un banco privado o al BIESS para conocer a qué tipo de crédito se puede acceder.

Udla Channel Chequea se comunicó con un agente quien remitió el siguiente proyecto habitacional:

Para acceder a las viviendas subsidiadas totalmente por el Estado se debe llamar al 02-3732900, número en el que nadie responde. O verificar en la página web del Miduvi si la persona está dentro del registro social y puede ser beneficiario.

Fuentes:

https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-503861

https://hoy.tawsa.com/noticias-ecuador/el-negocio-politico-de-la-casa-popular-171411.html

https://www.habitatyvivienda.gob.ec/mas-de-255-000-viviendas-entregadas-en-seis-anos/

https://www.planv.com.ec/historias/sociedad/terremoto-pedernales-tres-anos-impunidad

https://www.habitatyvivienda.gob.ec/mas-de-255-000-viviendas-entregadas-en-seis-anos/

https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?pid=S0718-83582020000200034&script=sci_arttext

https://www.habitatyvivienda.gob.ec/modelos-de-gestion/

Por Fact Checking

¿Tienes información que crees que debemos verificar?

Contáctanos